Casos Clínicos

Cirugía plástica periodontal para corrección de defecto óseo con el uso de biomaterial, aplicándose la técnica de la regeneración tisular guiada (RTG)

Dr. William de Simone y Dr. William Buelau

Clínica de Sao Leopoldo Mandic – CPO SL-Mandic, Campinas, Sao Paulo, en el curso de maestrazgo en periodoncia en 2006.

Paciente género femenino, melanodermia, 28 años, con significativa pérdida ósea bilateral localizada entre canino y primer pre-molar superior derecho e izquierdo (fig. 1 y 2) con queja de comprometimiento estético de la sonrisa.

Procedimiento

Usualmente la rehabilitación estética del local es realizada por el profesional con el uso de injerto de tejido conjuntivo, siendo el área donadora el paladar para aumento del volumen tisular, técnica esta, que tiene como desventaja, un tiempo quirúrgico mayor, una mayor morbilidad y una incomodidad pos-quirúrgico significativo.

La técnica propuesta en el caso presentado, fue el uso de material aloplástico, específicamente hidroxiapatita HAP-91 Ravioli (fig. 3) en función de su textura y entrelazamiento, material este de comprobación científica para regularización del volumen óseo.

Tras debidamente aclarada sobre el procedimiento, la paciente concordó con su realización, siendo debidamente medicada.

Tras anestesiada, se realizó una incisión en fondo de saco y dos incisiones relajantes, técnica de Newman (fig. 4), desplazándose el tejido juntamente con el periostio provocando un ablandamiento total del tejido, exponiendo el hueso maxilar (fig. 5). En seguida se confeccionó una matriz con papel de hilo de sutura (estéril) para cortar el ravioli de hidroxiapatita en el tamaño necesario (fig. 6). Una vez descorticalizado el hueso maxilar para aporte sanguíneo del injerto (fig. 7), se posicionó el ravioli de hidroxiapatita (HAP-91) (fig. 8 y 9). Tras confirmada la posición y volúmenes correctos, se realizó la sutura con hilo vycril 5-0 (fig. 10).

Para la preservación del lecho quirúrgico, le fue solicitado a la paciente evitar compresión de la región así como mantener higienización y cepillado cuidadoso.

Conclusión

La corrección del defecto óseo presentó resultados satisfactorios tras 5 meses (lado derecho fig. 11) (lado izquierdo fig. 13), y tras 11 meses (lado derecho fig. 12) (lado izquierdo fig 14). Se evitó el uso de área donadora, en el caso el tejido palatino, causando de esta forma una menor morbilidad y disminuyendo considerablemente el tiempo quirúrgico con un pos-operatorio menos complicado.